Presidente Dina Boluarte. Ojalá signifique un cambio para el turismo en el Perú


Tan pronto asumió las riendas del país don Pedro Castillo, en este mismo blog, advertí de la grave situación que atravesábamos y que todo el sector estaba aún en cenizas. La pandemia nos acababa de dar una cuchillada feroz que nos dejó fuera de combate. Sin embargo, con la llegada de Perú Libre, partido del gobierno entrante, confeso marxista, leninista y chavista disfrazado de mansa paloma, poco se podía esperar.

Antes de las elecciones califiqué los planes de gobierno de todos los partidos políticos. La evaluación otorgada a Perú Libre fue de cero balas, cero puntos.

Ver 9 de mayo 2021 acá:

https://carlitosvillena.blogspot.com/search/label/Planes%20de%20

También recomendé a los nuevos gobernantes que uno de los sectores más productivos de la Nación que genera riqueza, inversiones y miles de empleos merecía tener un alto equipo de cuadros profesionales especializados capaz de hacer gestión pública en el sector para relanzarnos y alcanzar a los países competidores nuestros, algunos de los cuales son vecinos.

Pero ocurrió lo contrario. Con la excepción de doña Isabel Álvarez, respetada dama, sociólogo, autora de varios libros e intelectual de prestigio vinculada con la gastronomía fue designada viceministra de turismo. Con ella pudimos vislumbrar alguna luz. Pero ella no eligió ni armó el equipo para jugar la final de la copa del mundo del turismo. Se encontró con un puñado de amateurs, aficionados e improvisados, amigos del ministro psicólogo, sin ninguna calificación en turismo ni credenciales académicas, profesionales, empresariales ni gremiales. Poco pudo hacer.

Pero con la llegada de doña Dina, flamante presidente de la República, (No se dice presidenta) auguro una vez más para el sector con el que me inicié profesionalmente hace más de cinco décadas nuevos caminos y esperanzas para una diezmada columna de empresarios de todo tamaño, aquellos que generan la mayor cantidad de puestos de trabajo ahora despedidos. 


Estoy convencido plenamente que el éxito de las organizaciones depende de un buen líder y de la calidad profesional del equipo. Igual que en el futbol: buen entrenador, jugadores convencidos y de alto prestigio, conocimientos y experiencia en lo suyo. Por tal razón, de aplicación en todos los campos, es que me permito recomendar a Doña Dina, para recuperar al país y al sector, ir más allá de tener cuadros calificados, y aún más allá, ascender a la tecnocracia, me parece el método más eficiente contar con un aparato del Estado con conocimientos elevados de sus funcionarios de alto nivel.

Pero ¿Qué es la tecnocracia? Contribuir en la toma de decisiones de las políticas públicas y sectoriales apelando al método científico en sus soluciones apelando a genuinos profesionales con altas credenciales académicas en turismo y hotelería, experiencia en la gestión pública en altos cargos en turismo, conectados con el medio exterior en organismos internacionales y no pertenecer a ningún partido político. Es la salida perfecta para renovar de cuajo la administración pública, tan venida a menos por los altos niveles de corrupción que conocemos. Esto es, convertir a la Autoridad Nacional del Servicio Civil del Perú, SERVIR, en el filtro de las capacidades y competencias de los que aspiren llegar a la gestión del Estado.

Doña Dina:

Los mejores están en la actividad privada. Reconstruya usted a SERVIR. Traiga un ministro MINCETUR calificado, a un viceministro de turismo especializado, a directores generales de enorme conocimiento del mercado internacional y competir allí, capaces de generar inversiones y generar miles de puestos de trabajo. Con que generen, aunque sea un solo plan y ejecutarlo estaría bien.

Desde esta columna, le ofrezco mi apoyo con mis conocimientos y experiencia en esta hora decisiva. No pretendo en lo más mínimo subirme a su carro sino ayudarla si hace falta.

Que dios la ilumine.

Artículos relacionados

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://turibooks.com/