Presidente de Chile se reúne con sus directores regionales de turismo. ¿Y por acá? 


En una demostración clara de lo que significa una política de Estado en medio de una crisis grave, el presidente Piñera nos da un pequeña lección de visión de gobernante para sacar adelante, también para ellos, uno de los motores de su economía. Convocó a sus 16 directores regionales de turismo de SERNATUR con un solo propósito: la reactivación segura del turismo en el país sureño. Esto ocurrió la semana pasada.

Me sorprende saber que allí mismo se reunieron altos representantes de otros ministerios vinculados con el turismo como el de Agricultura, Obras Públicas, Bienes Nacionales, Desarrollo Regional, Banco del Estado y la Corporación de Fomento de la Producción. Todos ellos encabezados por su presidente, ministro de turismo y su directora nacional. 

Foto: SERNATUR

Esta afirmación es en realidad un pequeño mensaje al nuevo ministro de turismo peruano, psicólogo señor Roberto Helbert Sánchez Palomino para que observe cómo el país vecino maneja las cosas, la forma de encarar una crisis para un sector trascendente para ellos, su capacidad de convocatoria a todos los protagonistas del Estado involucrados y la rapidez en la acción. Pero también es un mensaje a sus bisoños directores generales a quienes acaba de elegir.

Les hago saber que Chile se encuentra más arriba que nosotros en el ranking de llegadas internacionales de América sin que ellos tengan maravillas del mundo. Es a puro marketing y altos conocimientos de estrategias de posicionamiento, la noción de competitividad, gestión con la actividad privada y la política de su presidente.

¿Y por acá, cómo andamos?

Bueno, ya me pronuncié sobre este caso la semana pasada. Mi resumen de lo señalado es que necesitamos políticas de Estado como la del presidente mapochino, profesionales en turisnmo de muy alta calificación y no aficionados o empleados municipales o de otra oficina pública que les falta mucho para confiar o creer en ellos.

Tan pronto el nuevo ministro sea ratificado en su cargo cuando el Congreso de la República le dé el visto bueno y apruebe el Plan de Gobierno del premier, en el que aspiramos oir la forma en que va a rescatar el turismo peruano luego del desastre, nos pronunciaremos en forma constructiva y aportado como lo venimos haciendo años atrás desde mis libros y artículos publicados en la red.

Hay muchas propuestas para reactivar el turismo. Las más trascendentes e inmediatas son las invocadas por el sector privado con justa razón: el rescate financiero, tributario y laboral de las miles de empresas que forman parte del sector. El embrollo del aforo en Machu Picchu y la apertura de los puestos fronterizos de Tumbes y Tacna. Pero allí no termina la cosa ni mucho menos. Eso es para reactivar pero la visión de Estado debe ser de otra dimensión. 

Artículos relacionados

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://turibooks.com/